Qué es realmente la Seguridad Social

En la actualidad, cuando hablamos en sentido estricto de la Administración de Seguridad Social, nos estamos refiriendo al sistema de pensiones. En el caso de prestaciones contributivas (a las que se tiene derecho por cotizar) incluye pensiones de jubilación, viudedad, orfandad, incapacidad permanente y a favor de familiares, y también se ocupa de gestionar y pagar las bajas por enfermedad, maternidad y paternidad, o riesgo durante el embarazo y la lactancia. También se encarga de gestionar prestaciones no contributivas como algunas prestaciones familiares o la pensión por jubilación no contributiva.

¿Qué hace?
Por un lado, es la encargada de la afiliación de los trabajadores y de recaudar sus cotizaciones y las de los empresarios. Por otro lado, reconoce y controla el derecho a las prestaciones económicas contributivas, como las pensiones de jubilación, incapacidad permanente, viudedad etc., y algunas no contributivas, como las prestaciones familiares no contributivas por hijo o menor acogido a cargo. También se encarga de reconocer el derecho a la asistencia sanitaria. Puede encontrar más información en la web de la Seguridad Social, en el apartado  Conócenos.

¿Dónde?
En función del trámite, deberá acudir a una Administración de la Seguridad Social o a un Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS). En las administraciones, podrá resolver los temas relacionados con la afiliación y la cotización y aquellos que dependen de la Tesorería General de la Seguridad Social. Los CAISS son los encargados de las prestaciones, las bajas por maternidad y paternidad, la incapacidad temporal, etc. En definitiva, las competencias del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Cada vez es más habitual encontrarse con Oficinas de la Seguridad Social que integran ambos servicios. Además, a través de la sede electrónica cada vez se pueden resolver más trámites.

¿Qué no es?
Según la Constitución española, “los poderes públicos mantendrán un régimen público de seguridad social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad”. Por tanto, en sentido amplio, la seguridad social incluye el desempleo, que no es competencia de la Seguridad Social como institución, sino del Servicio Público de Empleo Estatal. También serían otros servicios sociales, que son gestionados por las comunidades autónomas y los ayuntamientos. El IMSERSO, por su parte, se encarga de servicios sociales complementarios para mayores y dependientes.

¿Qué no hace?
Es muy importante la labor de reconocimiento y control de quién tiene derecho a la cobertura sanitaria que lleva a cabo la Seguridad Social, pero las encargadas de la gestión de la sanidad son las comunidades autónomas. Sólo Ceuta y Melilla siguen dependiendo del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA). En manos de la Seguridad Social apenas quedan los servicios sanitarios que ofrece el Instituto Social de la Marina a los trabajadores del mar y los que ofrecen las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social.

¿Dónde no?
No resolverá trámites con la Seguridad Social ni en su centro de salud ni en la Agencia Tributaria, donde tendrá que ir para sus comunicaciones con Hacienda (IRPF, IVA, etc.). Por supuesto, tampoco son los lugares donde acudir las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo. Allí tendrá que acudir a resolver trámites relacionados con la prestación por desempleo o las políticas activas de empleo (itinerarios personalizados, cursos, etc.).