Los expertos debaten sobre las pensiones

Llega el turno de los expertos en el Seminario de Seguridad Social en la UIMP para hablar de la evolución del sistema de pensiones.

Tras la inauguración a cargo de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha llegado el turno de expertos de la Administración y del mundo académico que han participado en las mesas de debate sobre “el crecimiento económico como garantía del Estado de Bienestar y “la evolución y retos del Sistema de Seguridad Social”.

Tomás Burgos en la UIMP

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha moderado la mesa de debate sobre la evolución y los retos de la Seguridad Social, en la que han participado Nieves Ciruelos, directora del Servicio Jurídico de la Seguridad Social; Lourdes López, catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Cantabria; y Pablo Hernández de Cos, director general de Economía y Estadística del Banco de España.

Tomás Burgos ha presentado esta mesa como un intento de entender de dónde venimos para analizar correctamente los derechos de protección pública y su evolución hasta un momento actual en el que, tanto en España como en nuestro entorno, afrontan crisis fiscales y dificultades para garantizar su viabilidad económica.

“Lejos de estar en liquidación, la Seguridad Social es un patrimonio en desarrollo”, ha concluido la directora del Servicio Jurídico de la Seguridad Social.

Estos retos se circunscriben a una crisis de financiación, retos demográficos, tecnológicos e incluso ideológicos lo que arroja cierta incertidumbre de cara al futuro.

El secretario de Estado ha subrayado que “no existen modelos alternativos mejores que el actual: dual, adaptable, flexible. Así ha sido y lo seguirá siendo, sometido a correcciones jurídicas que lo adapten a una sociedad cambiante”.

Para Tomás Burgos, el sistema ha sido clave para superar la crisis y ahora que la estamos superando, es complicado entender que se cuestionen sus fundamentos y capacidades futuras más allá de que sean necesarios ciertos ajustes sin dejar de lado sus fundamentos y principios.

Durante su intervención, Nieves Ciruelos ha hecho un breve repaso histórico a los hitos más importantes del sistema de protección social y sus antecedentes inmediatos, que han respondido siempre a crisis sociales o políticas, desde la revolución industrial.

Ha definido la seguridad social como un factor necesario de paz social y una fuente de riqueza de los propios países y ha destacado que las políticas de seguridad social han evitado la caída en la pobreza de muchas familias y, por tanto, han contribuido a minimizar las consecuencias de la crisis económica.

Lourdes López considera que la infracotización es uno de los grandes lastres del Sistema

Asimismo, ha enmarcado el valor de la Seguridad Social dentro de la nueva economía como la red de confianza y solidaridad más importante en nuestro Estado. Además ha destacado la contribución de la Seguridad Social en la lucha contra el fraude ya que desde 2012 se ha quintuplicado el número de procesos de la lucha contra el fraude.

“Lejos de estar en liquidación, la Seguridad Social es un patrimonio en desarrollo”, ha concluido la directora del Servicio Jurídico de la Seguridad Social.

Por su parte, Lourdes López se ha centrado en los retos del Sistema desde el punto de vista constitucional, legal y social.

En este sentido, ha planteado las dudas que puede suscitar ciertas reformas en base al modelo de protección social que define la Constitución que sólo contempla un sistema público de pensiones que puede ser complementado a través de sistemas de ahorro privados.

Pablo Hernández de Cos se ha centrado en una visión macroeconómica con los retos a corto y medio plazo del Sistema
En lo referente al punto de vista legal, ha analizado los dos principales retos que a su juicio son la infracotización, “uno de los grandes lastres del Sistema”, y la necesidad de avanzar aún más en la compatibilidad salario/pensión.

En cuanto al modelo social, ha remarcado también dos retos: la tecnificación y la gerontología. Debido a una sociedad muy cambiante, con profesiones nuevas y, por otro lado, cada vez más envejecida lo que requerirá de la creación de toda una red asistencial.

Por último, Pablo Hernández de Cos se ha centrado en una visión macroeconómica con los retos a corto y medio plazo del Sistema y que son el déficit y el reto demográfico.

Durante su ponencia, ha analizado las causas del déficit, motivado principalmente por el aumento del gasto en pensiones en relación al PIB debido a causas demográficas, al aumento de la tasa de desempleo y a la tasa de sustitución.

Tras representar distintas proyecciones demográficas, concluye que la aplicación del factor de sostenibilidad y el índice de revalorización de las pensiones contribuirán a mantener el equilibrio del sistema a medio y largo plazo reduciendo el gasto en pensiones y la tasa de sustitución.

El crecimiento económico como garantía del Estado de Bienestar

FEDEA asegura que si la productividad mejora, el problema de nuestras pensiones podría casi desaparecer
La primera mesa de debate de esta edición ha estado moderada por el economista Juan Velarde y ha contado con la participación de Ángel de la Fuente Moreno, director ejecutivo FEDEA, Rafael Domenech, responsable de análisis macroeconómicos del BBVA Research y Daniel Lacalle, economista.

Durante su ponencia, Ángel de la Fuente ha presentado las conclusiones de un estudio reciente de FEDEA sobre el sistema de pensiones que concluye que el crecimiento económico es la única garantía de mantenimiento del Estado del bienestar.

El estudio ha revelado que las dos principales debilidades de nuestro sistema son el aspecto demográfico y la desaceleración de la productividad que tiene un efecto aún mayor que el anterior, pero, como aspecto positivo, es un aspecto sobre el que sí se puede trabajar.

El trabajo de FEDEA ha realizado distintas proyecciones a futuro de nuestro sistema con distintos escenarios económicos, desde los más optimistas a los más pesimistas y ha subrayado que las conclusiones son que si se cumplen las previsiones en materia de productividad habrá problemas pero, si la productividad mejora, el problema de nuestras pensiones podría casi desaparecer.

Rafael Domenech: “La tecnificación y las nuevas tecnologías no aumentarán necesariamente la tasa de desempleo”

Por su parte, Rafael Domenech ha centrado su intervención en el “otro gran aspecto que determina la sostenibilidad junto a la productividad: el empleo, los cotizantes, básicos en un sistema de reparto como el nuestro”.

En este sentido, Domenech ha analizado el mercado de trabajo actual español y ha destacado que nos encontramos en un escenario de creación de empleo, que se ha recuperado más del 68% de la afiliación destruida y que las previsiones a corto plazo son positivas.

El responsable de análisis macroeconómicos del BBVA Research ha destacado los avances en el mercado de trabajo que se han producido en los últimos años en España donde “ahora se crea empleo de manera más moderada y sostenible y se limita la dependencia de la evolución del empleo de la balanza por cuenta corriente”.

Por último, para apuntalar un mercado de trabajo que garantice un sistema de pensiones sostenible, apuesta por resolver los problemas crónicos de nuestro mercado laboral mejorando la negociación colectiva, eliminando la rigidez salarial indexada a la inflación, con una reforma de la fiscalidad del trabajo y actualizando las políticas activas de empleo.

A su juicio, estas reformas redundarían en un descenso de la tasa de desempleo y la temporalidad, manteniendo la estructura productiva de España que está al nivel de países como Holanda, que en cambio soporta tasas de desempleo del 6%.

Daniel Lacalle invita a ver el reto demográfico como una oportunidad y no como un problema

En cuanto al impacto de la tecnificación y las nuevas tecnologías sobre el mercado de trabajo, asegura que tendrán impacto sobre empleo capacitación etc, pero no necesariamente sobre el aumento del desempleo.

El economista Daniel Lacalle ha cerrado esta primera mesa redonda poniendo sobre la mesa que casi todos los sistemas de pensiones públicos de reparto son deficitarios porque abordan retos económicos, demográficos y financieros.

En su intervención ha asegurado que no se puede analizar el sistema de pensiones como una foto fija y que hay que poner en valor las fortalezas de nuestro sistema, con una de las tasas de sustitución de las más altas de la UE.

En cuanto al reto demográfico, ha invitado a verlo como una oportunidad y no como un problema por el valor añadido que el aumento de la esperanza de vida y puede aportar a nivel de productividad.

Por último, ha insistido en la importancia de atraer sectores de alta productividad para que el sistema de pensiones sea sostenible.

A %d blogueros les gusta esto: