Más de una década persiguiendo la excelencia

Es el último hito en un camino emprendido hace más de una década, en el primer semestre de 2007, cuando la primera autoevaluación arrojó una puntuación de 267 y que supuso la implementación de un Plan de Mejora que pretendía optimizar la gestión de los recursos energéticos y materiales; detectar las necesidades formativas del personal y adecuar la formación impartida; potenciar las actuaciones dirigidas a dar a conocer el Instituto Social de la Marina y su actividad; establecer e implantar un procedimiento de comunicación interna y sistematizar las tareas que componen los procesos, de las interrelaciones internas y externas de los mismos, e identificación de los factores críticos que los condicionan.

Tres años después, los resultados llegaron. La segunda autoevaluación concluyó con un incremento de la puntuación hasta los 362 puntos y la obtención del Sello AEVAL de Excelencia conforme al modelo EFQM en el nivel 300-399 puntos (sello de bronce). Punto y seguido.

Las acciones de mejora se encaminan ahora a garantizar que todas las personas de la organización conozcan y comprendan la misión, visión y valores del ISM; a desarrollar un modelo de “liderazgo por valores” y a potenciar el conocimiento de la satisfacción de las personas y el clima laboral.

Esta etapa sirvió para renovar el Sello AEVAL nivel 300-399.

Esta renovación no fue suficiente y en 2015, la Dirección Provincial se propuso abordar un cambio sustancial y dar un paso más en la implantación del modelo de “Liderazgo por Valores”, a través de una acción de mejora de igual denominación.

Además, en 2016 se inició otra acción que consistía en la implantación de un protocolo de seguimiento y control periódico y sistemático de los objetivos de gestión, para una detección precoz de las posibles desviaciones en la obtención de dichos objetivos, para abordar las medidas oportunas para su corrección.

Tras la aplicación de ambas medidas la autoevaluación arrojó un considerable progreso, con una puntuación de 448 puntos conforme al modelo EFQM, lo que, tras las comprobaciones oportunas ha concluido con la Certificación del Nivel de Excelencia 400-499 puntos.

Liderazgo por Valores

De todo el esfuerzo emprendido en mejorar los criterios que recoge el modelo EFQM de calidad, esta Dirección Provincial se siente especialmente orgullosa de la implantación del citado Liderazgo por Valores.

Este proyecto pretende que las personas con responsabilidad lideren, orienten, gestionen y se relacionen con sus colaboradores aplicando unos valores comunes, compartidos por todos y elegidos por todos.

En su despliegue, se han realizado dos encuestas de valoración de los líderes de la Dirección Provincial, incluido su titular, que han servido para conocer la visión que tienen los trabajadores de los responsables de las distintas áreas y del titular de la Dirección Provincial.

Proyectos específicos

Además, la Dirección Provincial se muestra especialmente satisfecha de dos proyectos específicos propios.

El primero es la realización de Jornadas de prevención de riesgos laborales, seguridad marítima y sanidad marítima, derivadas del programa para la seguridad de buques pesqueros “SEGUMAR”, realizadas en períodos de parada biológica o bien en sábado (día en que no faenan las flotas artesanales), mediante las que se persigue sensibilizar a los tripulantes en los riesgos que presenta su trabajo y las medidas de las que disponen para prevenirlos.

Estas Jornadas comenzaron impartiéndose en las aulas de nuestras direcciones locales y, en la actualidad, para estar más cerca de la realidad en la que se desarrolla el trabajo pesquero, se imparten en los muelles de los distintos puertos de la provincia, utilizando buques representativos de las diferentes flotas y modalidades de pesca.

Igualmente, se aprovechan las Jornadas para escuchar a los pescadores, sus impresiones y valoración del riesgo de su trabajo, así como de los equipos de protección individual y medidas de seguridad.

Por todo ello se han potenciado las alianzas con la participación de la Inspección de Trabajo, las Inspecciones de Seguridad Marítima de distintas capitanías marítimas, y representantes del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

El segundo proyecto es el de las consultas desplazadas de Sanidad Marítima en puertos en los que no existe Centro de Sanidad Marítima e, incluso, en puertos en los que el ISM carece de dependencias propias. Esta medida supone un ahorro en los desplazamientos de los tripulantes, evitándoles también la pérdida de jornadas de trabajo, así como un mayor acercamiento y conocimiento de los distintos puertos de la provincia.

El Camino es la Meta

El director provincial, Francisco Corral, asegura que sus sensaciones son las de “haber ido superando etapas en una progresión, que nunca termina, hacia la mejora continua para conseguir la mejor protección social de la gente del mar. En definitiva, el cumplimiento más riguroso de nuestra Misión y el acercamiento máximo a nuestra Visión a través de los Valores de este Instituto Social de la Marina”.

Corral considera que el Modelo de Excelencia EFQM de la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad, se ha presentado “como una herramienta muy útil y poderosa que, a lo largo de estos años, hemos incorporado a nuestro trabajo y quehacer diario”.

Una búsqueda en la que han dado especial importancia al liderazgo por valores, inspirándose en líderes como el fundador del ISM, Alfredo Saralegui, o el director de la Orquesta Filarmónica de Berlín, Simon Rattle, del que hicieron propias sus palabras: “el Camino es la Meta”.

La consecuencia ha sido una mejora importante en el clima laboral, en el compromiso de las personas pertenecientes a la Dirección Provincial y, consecuentemente, en los resultados de gestión obtenidos.