Registro de sentencias de incapacidad permanente

La práctica premiada ha sido “Sentencias de incapacidad permanente”, desarrollada por María Sonsoles Hernández y Virginia Pérez, en colaboración con Juan Angulo. Esta práctica consiste en el desarrollo de un nuevo programa para el registro de las demandas y sentencias relacionadas con prestaciones de incapacidad permanente que, además, permita su consulta, seguimiento y control.

Con anterioridad, parte del trámite se realizaba en papel lo que motivaba un buen número de incidencias, duplicidades y errores de transcripción, además de dificultar las consultas, la localización de sentencias y la elaboración de estadísticas.

El desarrollo de la aplicación comenzó en enero de 2016 y en septiembre se instaló la versión definitiva.

Mejoras que aporta

Las mejoras introducidas con la implementación del programa permiten una mayor agilidad y seguridad en los trámites que realiza la sección globalmente.

Específicamente estas mejoras permiten: la obtención de unos indicadores fiables, ahorro de tiempo a la hora de localizar expedientes, reducción de errores e incidencias, poder vincular número de expediente con el número de la demanda, generar escritos desde el propio programa, envío del expediente a sartido según el criterio del tramitador y desde el propio programa, registrar y discriminar las sentencias desfavorables (estimadas) de las favorables (desestimadas), así como su control exacto en estadísticas.

Además, se produce un importante ahorro de papel, se automatiza la consulta con potentes herramientas de localización múltiple y rápida de expedientes, se obtiene una mayor eficacia en la coordinación de las relaciones con el Servicio Jurídico y se incorpora un nuevo sistema de evaluación para la incorporación de nuevas mejoras y facilitar el aprendizaje, clave para revisar el procedimiento con criterios de eficacia y  calidad y de una manera continua.

En un primer análisis, se observaron mejores resultados en el proceso desde su implantación con un apreciable incremento de expedientes iniciados y resueltos durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2016, respecto a los mismos meses del año 2015. Además, se detectó que en los tres primeros meses del año 2017 la diferencia fue aún mayor.

La práctica ha sido diseñada y desarrollada por el colaborador de la Unidad Provincial de Informática con Microsoft Access 2010, que forma parte del paquete ofimático más reciente adquirido por la GISS, por lo que no existen dificultades técnicas para la implementación de la mejora en cualquier otra Dirección Provincial del INSS que lo solicite, aunque necesitará una adaptación técnica sencilla.