“Hay que volver al equilibrio que la Seguridad Social tenía en 2011”

“Vamos a revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC de diciembre y con cargo a los prespuestos de 2019”, ha dicho el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado en su intervención, en la que Granado ha defendido el sistema público de pensiones. “Tenemos un sistema bastante sólido, aunque tenga incertidumbres. Cuenta con la mejor forma de resolver problemas: combinando acuerdos de las formas políticas con acuerdos de los agentes sociales. Confíen ustedes en el sistema, merece confianza”, ha asegurado.

Para Granado, “el Pacto de Toledo es uno de los mayores logros de la sociedad española y una referencia en todo el mundo, una formula por la que los partidos políticos consiguen consensuar un sistema de acuerdos”.

En cuanto a la situación actual de la Seguridad Social, el secretario de Estado ha puesto sobre la mesa tres cuestiones sobre las que se puede trabajar. La primera de ella, relacionada con la separación de fuentes de financiación. “El Pacto de Toledo en 1995 definió que las cotizaciones sociales debían destinarse a las prestaciones contributivas y que la financiación tributaria debería ir a lo demás”. Sin embargo, “todos, cuando hemos gobernado, hemos utilizado las contribuciones para pagar también prestaciones no contributivas, como las políticas de formación y otros subsidios. Por eso tenemos gastos que quizá debieran ser financiados por otras vías. Por ahí se puede avanzar”.

A esto se suma, ha precisado Granado, que “las cotizaciones de los empleadores se han despeñado más de un punto de PIB”. “Si dejásemos de financiar con cotizaciones políticas como las tarifas planas de los autónomos y volviésemos en ese tema al nivel de 2011, mejoraríamos sustancialmente las cuentas. Esas políticas deberían financiarse por otras vías”.

Por otra parte, se puede actuar sobre la partida de gasto, “hemos de ajustar las prestaciones a lo que podemos pagar”. En todo caso, ha asegurado que las pensiones se van a revalorizar de acuerdo al IPC de diciembre y con cargo a los presupuestos generales de 2019, “ya que en los de 2018 no está contemplado”. Según Granado, “ya ha sido complicado hacer frente a los 1.600 millones necesarios para la subida de las pensiones y la mejora de las pensiones de viudedad, que no estaban previsto en los Presupuestos del anterior Gobierno”.

En resumen, para Octavio Granado “hay que volver al equilibrio que se tenía en 2011, con un fondo de reserva con más de 66.000 millones. Hay que retomar ese camino”. “Tenemos que combatir todas las incertidumbres, las que ideológicamente vemos y las que no. Y lo tenemos que hacer a través del mayor acuerdo posible”.

Mucho por hacer

Para el secretario de Estado, las soluciones pasan, en muchos sentidos, por una mayor flexibilidad. “La edad de jubilación, por ejemplo. ¿Necesitamos una edad de jubilación para todo el mundo? ¿O mejor adecuarnos a las circunstancias?  La previsión social complementaria podría ayudar en algunos supuestos, flexibilizar edades, anticipar unos años de pensión. El problema es que tenemos rigidez hasta para articular esta previsión”. “Hay muchas reformas por hacer”, ha explicado.