Luarca renueva su edificio para ahorrar energía

Autor foto: Dirección Local del ISM de Luarca

Luarca se ha convertido en el primer edificio del ISM, y de la Administración en Asturias, en entrar en el programa de ayudas para rehabilitar inmuebles y conseguir una reducción de las emisiones de CO2 y del consumo de energía.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha puesto en marcha un programa de ayudas, cofinanciado por la UE a través de los fondos FEDER, para proyectos de ahorro y eficiencia energética que mejoren las infraestructuras de los edificios de la Administración General del Estado.

Desde la Dirección Provincial de Gijón se era consciente de la necesidad urgente de sustituir la caldera en el edificio de Luarca, cuyo depósito de combustible había tenido que ser inertizado debido unas filtraciones que no pudieron repararse y obligaron a instalar temporalmente el depósito en otra zona para no dejar al edificio sin calefacción.

Si a esto se le añade que durante varios temporales que se vivieron en la zona a primeros de 2018 se desprendieron varios trozos de las ventanas de madera del inmueble y el hecho de que el edificio ya había sido objeto de una valoración energética que aconsejaba estos cambios, desde la Dirección Provincial se “hizo de la necesidad virtud” y se aunaron ambos proyectos para entrar en el programa.

El 30 de enero, se obtuvo el visto bueno del IDAE que concederá una ayuda por importe de 127.284,27 euros del total de 159.105,34 euros que costará la obra y que permitirá pasar de una calificación energética F a una C. Reseñar que la Casa del Mar de Luarca comparte gastos con la comunidad autónoma de Asturias.

Una vez adjudicada la obra que se prevé concluya en otoño, se sustituirán las carpinterías y vidrios exteriores que actualmente son de madera por otros de aluminio lacado y doble acristalamiento.

Se cambiará la caldera de gasóleo por una de gas natural, lo que permitirá incorporar un sistema de ventilación con recuperación de calor. Para ello será necesario un reacondicionamiento de la sala de calderas.

La posibilidad de recurrir a los Fondos FEDER para aquellas obras de acondicionamiento de los edificios que supongan ahorro energético ha propiciado un plan de auditorías energéticas en los edificios del ISM, que comenzó en 2018 en las Direcciones Provinciales de Tarragona y Melilla. Servicios Centrales, Bamio, Isla Cristina y Ceuta serán auditados en 2019.

Patricia Romero Alonso