España y Francia colaboran para mejorar la gestión relacionada con trabajadores desplazados y la lucha contra el fraude

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) colaborará con la Agencia Central de los Organismos de Seguridad Social (ACOSS) francesa y el Centro de Relaciones Europeas e Internacionales de la Seguridad Social (CLEISS) en el intercambio de buenas prácticas sobre mecanismos de control y recaudación de cotizaciones sociales de trabajadores desplazados.

Estas situaciones se han incrementado notablemente entre ambos países en los últimos tiempos y el objetivo es dar una respuesta a este fenómeno que permita mejorar la financiación de las prestaciones y de los servicios, con un mayor control de la recaudación de las cotizaciones sociales.

Además, se abordaron temas relacionados con el tratamiento del fraude en ambos países, aportando y compartiendo experiencias cada país sobre las líneas en las que están trabajando.

Por este motivo, el director general de la TGSS, Javier Aibar, mantuvo un encuentro en París los pasados 28 de febrero y 1 de marzo con representantes de la delegación francesa para abordar asuntos como la simplificación de los mecanismos de recogida y recaudación de las cotizaciones y poder así responder a las necesidades de los beneficiarios por un lado, y evitar los errores, la evasión y el fraude financiero por otro.

Este encuentro se materializó en una Declaración de Intenciones relativa al intercambio de buenas prácticas, información y datos electrónicos en el ámbito de la legislación aplicable y de la recaudación de cotizaciones. Esta declaración fue firmada por el director general de la TGSS, Javier Aibar, por la directora adjunta del CLEISS, Armelle Beunardeau, y el director de la ACOSS, Yann Gael Amghar.

Los ejes de la Declaración de intenciones se centran en:

  1. Compartir experiencias e intercambiar buenas prácticas que permitan mejorar los procedimientos sobre los temas que determinen ambas Administraciones cada año.
  2. Establecer criterios para resolver controversias, basados en la legislación aplicable y su difusión en las oficinas que realizan las gestiones en ambas Administraciones.
  3. Reforzar la cooperación y el intercambio de información en el marco de la lucha contra el fraude en materia de trabajadores desplazados.
  4. Valorar un procedimiento acordado de forma bilateral para la determinación de legislación aplicable a trabajadores desplazados.
  5. Determinar controles coordinados sobre determinadas empresas de riesgo.
  6. Buscar soluciones sobre la recaudación transfronteriza de deudas.

Para ello, se ha designado a interlocutores por cada una de las entidades participantes, con la finalidad de establecer un circuito operativo entre ambas Administraciones.

El encuentro sirvió además para la presentación mutua de los organismos participantes, su misión y organización territorial, una exposición sobre minería de datos por parte de ambas Administraciones y talleres para el intercambio de prácticas sobre legislación aplicable a trabajadores desplazados.

Al encuentro asistió también el presidente de la Plataforma Europea de Instituciones de Protección Social (ESIP), Arnaud Emériau, quién expuso la actualidad europea en el ámbito de protección social.