Formación para mejorar la responsabilidad en la gestión de caudales públicos

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), ha organizado el ciclo formativo “Delitos de los funcionarios públicos y responsabilidades contables en la gestión de caudales públicos”, celebrado en su sede central durante el 22 y 23 de mayo.

El objetivo del curso refleja el compromiso de la Tesorería General de la Seguridad Social en la lucha contra el fraude desde todas las ópticas, también desde el ámbito interno y pretende brindar a sus empleados una amplia formación a nivel integral en un tema tan trascendente para el desarrollo de las funciones de la Entidad y del propio código ético de cualquier empleado público.

Durante las dos jornadas, el curso ha contado con la participación de los ponentes Pablo Ruz, Magistrado del Juzgado de Instrucción n.º 4 de Móstoles y Andrés Gutiérrez, Letrado del Tribunal de Cuentas, además de la asistencia de varios cargos directivos de la propia TGSS, varios directores Provinciales y miembros especializados de la Sección de Investigación de la Seguridad Social.

Posibles delitos de los empleados públicos

La ponencia del magistrado Pablo Ruz desarrolló la responsabilidad de los empleados públicos desde la óptica del derecho penal, poniendo de manifiesto los problemas cotidianos a los que se enfrentan jueces y magistrados frente a casos de corrupción y los problemas procesales inherentes a estas situaciones, entre otros, los macroprocesos, los plazos de instrucción, o los aforamientos y otros privilegios procesales.

Posteriormente, expuso los distintos tipos delictivos que afectan a los empleados públicos, desarrollando cada figura del Código Penal y ofreciendo una visión concreta de cada uno, destacando el de malversación de caudales públicos y el de revelación de secretos que fueron los que suscitaron un mayor interés.

Responsabilidad contable del empleado público

La otra parte del curso se dedicó a la responsabilidad contable del empleado público, en la que el Letrado del Tribunal de Cuentas Andrés Gutiérrez dio a conocer a los participantes la estructura y funciones del Tribunal como máximo órgano fiscalizador de las cuentas del Estado, explicando sus dos principales funciones fiscalizadora y jurisdiccional.

Posteriormente, Gutiérrez desarrolló las características de este tipo de responsabilidad , haciendo hincapié en su finalidad reparadora, no sancionadora, como órgano examinador externo de la gestión de los caudales públicos.

El conocimiento de este tipo de responsabilidad es de gran importancia para el empleado público, debido al manejo diario de bienes y caudales públicos,  siendo necesario conocer las posibles infracciones y las  actuaciones derivadas de las mismas exigidas por el Tribunal de Cuentas.

Ambas intervenciones fueron muy bien valoradas por los participantes y suscitaron un alto interés, fomentado un foro de debate con la aportación de ideas, consultas y opiniones que enriquecieron el desarrollo del curso.