El INSS trabaja en distintas estrategias para facilitar la tramitación del IMV

La puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital (IMV) ha girado en torno a una premisa muy clara, llegar a todos los hogares en riesgo de exclusión social. Cumplir ese objetivo es una tarea compleja que requiere de un ingente trabajo de cruce de datos entre distintas administraciones (ayuntamientos, Agencia Tributaria, INE, Comunidades Autónomas) y de verificación de dichos datos por cada solicitud.

Su puesta en marcha ha supuesto además un altísimo volumen de solicitudes, en apenas dos meses se han recibido cerca de 750.000, equivalente al total de expedientes de pensiones tramitados a lo largo de un año. De esas solicitudes alrededor de un 7,5% se han presentado por duplicado y hasta un 40% de las más de 143.000 solicitudes analizadas han llegado con la documentación incompleta, factores que retrasan su tramitación. Por estos motivos, desde su puesta en marcha en el mes de junio, se fijó finales del mes de septiembre como la fecha para realizar la primera estimación sobre su funcionamiento.

No obstante, durante este periodo y con el objetivo de facilitar los trámites de presentación de solicitudes a los ciudadanos, el INSS trabaja en el desarrollo de nuevas estrategias, muchas de ellas ya en funcionamiento:

1.- La primera y más innovadora es la utilización de robots (software) para automatizar tareas operativas o de gestión del IMV: el robot permite replicar la actividad que realiza un empleado en el escritorio de su ordenador, permitiendo a los funcionarios dedicarse a tareas menos mecánicas y de mayor valor. Esas tareas automatizadas son:

2.- También se ha llegado a acuerdos con más de 150 ayuntamientos para que estos aporten directamente la información referida al padrón municipal necesario para tramitar el IMV, lo que agilizará gran parte del proceso y evitará desplazamientos de los solicitantes.

3.- Además, se realizan cruces diarios de datos con la Agencia Tributaria para obtener información sobre renta y patrimonio de los solicitantes e incorporarla automáticamente al expediente. Estos datos se criban para agilizar la detección de solicitantes que cumplen o no el requisito de vulnerabilidad económica.

4.- Asimismo, se han diseñado protocolos con las comunidades autónomas para el intercambio de información sobre las solicitudes aprobadas y denegadas. Puede obtener más información al respecto en este enlace.  

5.- Por último, se ha efectuado la reconversión automática de beneficiarios de la prestación por hijo a cargo que cumplían con los requisitos para recibir el IMV: 74.119 hogares beneficiarios han sido reconocidos de oficio sin necesidad de realizar solicitud.

Otras medidas

Además de estas líneas de actuación para agilizar trámites y minimizar errores en la tramitación, desde un primer momento se pusieron en marcha distintas iniciativas para facilitar los trámites y asesorar a los ciudadanos en todo lo referente al IMV y que pueden ayudar a presentar correctamente la solicitud, con toda la documentación pertinente, para evitar posibles retrasos. Estas herramientas son: