Mejora en el aseguramiento sanitario de los funcionarios

Una misma base de datos controlará la cobertura sanitaria de los funcionarios, hayan optado por sanidad pública o privada. Así se evitarán dobles coberturas sanitarias, que son incompatibles.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social ha formalizado dos convenios de colaboración con las mutualidades de funcionarios, MUFACE e ISFAS, relacionados con el aseguramiento sanitario de los funcionarios. Además de mejorar la colaboración con las entidades implicadas para el acceso al sistema público de salud de los trabajadores que lo hayan elegido, se va a integrar en una única base de datos a todos los funcionarios, hayan optado por la cobertura sanitaria pública y privada. Esto supone, en la práctica, incorporar a la base de datos de aseguramiento sanitario del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (gestionada por el INSS) a los funcionarios que han optado por una prestación sanitaria privada. Así se detectarán fácilmente las dobles coberturas, que son incompatibles.

Los convenios firmados recientemente tienen dos grandes objetivos. Por un lado, se trata de asegurar y garantizar el acceso a la asistencia sanitaria en los centros de los servicios públicos de salud y del INGESA a aquellos mutualistas y beneficiarios que hayan optado por recibir asistencia sanitaria a través de ellos. Para ello, se han mejorado los mecanismos de colaboración entre las entidades implicadas y se les ha dotado de herramientas más ágiles y flexibles.

La base de datos de aseguramiento sanitario integrará toda la población con cobertura sanitaria financiada con fondos públicos, incluyendo a los funcionarios que han optado por la sanidad privada

El otro gran objetivo, que supone un gran avance, es integrar en la base de datos de aseguramiento sanitario (BADAS),  administrada por el INSS, al colectivo de mutualistas que han optado por la sanidad privada con el fin de controlar y evitar la duplicidad de derechos. Esta integración en una única base de datos permitirá detectar a tiempo real dobles coberturas sanitarias incompatibles propias y derivadas. En definitiva, el BADAS integrará a toda la población con cobertura sanitaria financiada con fondos públicos.

En próximas fechas esta prevista también la firma de otro Convenio de colaboración similar entre INSS y MUGEJU.

La firma de estos Convenios de colaboración supone un sustancial avance en la colaboración que históricamente ha mantenido el INSS con las mutualidades MUFACE, ISFAS y MUGEJU  en la gestión de la prestación sanitaria, ya que por primera vez será única la herramienta de gestión y control del derecho de los diversos colectivos al margen de que su cobertura sanitaria  sea pública o privada.

Los convenios, al detalle

El ámbito subjetivo de aplicación de estos textos afecta a todo el colectivo de mutualistas y beneficiarios gestionados por las mutualidades, independientemente de que el acceso a la atención sanitaria sea a través de proveedores privados o a través del sistema sanitario público.

Establece el protocolo de incorporación de la información básica de todo el colectivo de mutualistas y beneficiarios al módulo correspondiente de la base de datos de aseguramiento sanitario -BADAS-, gestionada por el INSS. Y se definen los protocolos de intercambio y actualización de la información diaria entre las entidades implicadas sobre nuevos reconocimientos, bajas y variaciones en derecho a la prestación sanitaria de los mutualistas.

Además, se incorpora el protocolo de transmisión diaria de la información por parte del INSS a la base de datos de la Tarjeta Sanitaria Individual (TSI) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, sobre el derecho a la prestación sanitaria público o privado de los mutualistas y sus beneficiarios.

Por otro lado, se crea y regula una comisión paritaria en cada Convenio, para la solución de las discrepancias que pudieran surgir en su implantación y aplicación. Estas comisiones podrán adoptar en su ámbito nuevos criterios para los cambios extraordinarios  de cobertura privada a publica o viceversa de sus usuarios por razones médico- hospitalarias.

Una de las novedades es que estos convenios fijan como compromiso de permanencia en una u otra cobertura un plazo mínimo de dos años; con anterioridad, el compromiso de permanencia se fijaba en cinco años.

La sanidad de los funcionarios

Los funcionarios de la Administración Civil del Estado están encuadrados en el régimen especial de la Seguridad Social de los funcionarios civiles del Estado, uno de los regímenes especiales del sistema de Seguridad Social español. Este régimen especial cuenta con MUFACE como mecanismo de cobertura de prestaciones como son la asistencia sanitaria, el subsidio por incapacidad temporal o por riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural, las indemnizaciones por lesiones permanentes no invalidantes o la prestación económica por gran invalidez.

En lo que concierne a la asistencia sanitaria, en concreto, MUFACE forma parte del Sistema Nacional de Salud en su calidad de entidad gestora del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Funcionarios Civiles del Estado. Dicha asistencia sanitaria se proporciona, a elección del mutualista, bien en el sistema sanitario público o bien a través de los medios de las entidades de seguro libre que hayan concertado con la Mutualidad dicha asistencia.

 

A %d blogueros les gusta esto: