Presente y futuro de las mutuas

Tomás Burgos inaugura la jornada sobre mutuas. La Jornada organizada por la Federación de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores se ha centrado en el “Presente y futuro de las mutuas”.

Tomás Burgos ha destacado la labor de las mutuas en nuestro sistema de protección social y ha asegurado que el futuro pasa “por actuaciones tendentes a corregir las posibles deficiencias de gestión que aún puedan producirse, a potenciar las actuaciones de las mutuas que mejoren la gestión de las prestaciones que hacen para la Seguridad Social y, en definitiva, a potenciar esa colaboración que tan buenos resultados ha dado”. “La gestión de las mutuas tiene un enorme alcance económico y una gran trascendencia social. Es ineludible reflexionar sobre cómo avanzar. Hay que mejorar los procedimientos y tenemos un gran desafío con la incapacidad temporal por el incremento que experimenta”, ha puntualizado.

El secretario de Estado ha destacado la labor de estas organizaciones de empresarios en la gestión de la incapacidad temporal, en cuya mejora de la gestión se trabaja estrechamente, y en la labor de prevención de riesgos laborales. Respecto a la gestión de la IT, las mutuas van a facilitar informe médicos complementarios cuando sean precisos y cuando se soliciten por los inspectores médicos del INSS. Además, con algunas mutuas ya se comparte la historia clínica vía electrónica, procedimiento que está en proceso de extenderse a todas.

En cuanto a las actuaciones de prevención, “el Real decreto que se prepara buscar mejorar ese aspecto tan importante y ser más eficiente”, ha puntualizado Burgos.

El Reglamento de la ley de mutuas

Tomás Burgos ha adelantado que el proyecto de reglamento que desarrollará la Ley de Mutuas va a incluir un sistema de reconocimiento de las prestaciones y de derechos y obligaciones vinculadas a su percepción “en términos muy similares a los que se establecen respecto a los trabajadores protegidos por una entidad gestora”.

“Las mejoras que se han hecho tienen como objetivo modernizar el funcionamiento y gestión de estas entidades, reforzando los niveles de transparencia y eficacia, y contribuyendo en mayor medida a la lucha contra el absentismo laboral injustificado y a la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social. El reglamento también tiene estos objetivos”. “El régimen jurídico de las mutuas se ha modificado para afianzar el mayor control sobre su actuación. Son un apoyo indispensable, pero esta colaboración no puede ir en merma del control para conseguir más transparencia y la máxima calidad, solvencia y garantías para el sistema y para los trabajadores”.

En cuanto a la asistencia sanitaria prestada por las mutuas, Tomás Burgos ha detallado que en el proyecto de reglamento se regula tanto el alcance de la asistencia de las mutuas para la protección de las contingencias profesionales como los mecanismos para dar esta asistencia. En este sentido, “se busca un uso más racional del conjunto de servicios”. Burgos ha explicado que “va a haber más control en las inversiones y una regulación detallada de cómo pueden ser utilizados  los medios asistenciales. No se va a autorizar la creación de nuevos centros asistenciales si hay en un radio de 25 km otro centro que pueda ser utilizado, aun siendo de otra mutua”.

Una colaboración positiva

Para el secretario de Estado, la colaboración con las mutuas “ha sido positiva para el sistema, incluso en periodos de crisis, donde éstas han sido capaces de generar excedentes y aportar importantes recursos al Fondo de Reserva de la Seguridad Social”.

En el año 2016, según datos aportados por Burgos, el sector de mutuas protegía a más de 16 millones de trabajadores. En particular, por contingencias profesionales el número de trabajadores protegidos fue en ese ejercicio de 13,9 millones, mientras que por contingencias comunes la cifra ascendía a 13,13. En total, el sector de mutuas gestionó más de 10.500 millones de euros en cuotas transferidas por la Tesorería General de la Seguridad Social por todas las contingencias. “Los datos de 2017 aún no están cerrados, pero la previsión es que se sitúan en torno a los 11.400 millones, lo que supone un incremento del 7,91%”, ha adelantado el secretario de Estado.

En cuanto a los excedentes que las mutuas ha generado y que han retornado al sistema de la Seguridad Social,  en el año 2016, ingresaron 2.409.712,26 euros en el Fondo de Reserva y 544.867.749,86 euros en el Fondo de Contingencias profesionales de la Seguridad Social.