Burgos clausura el III Foro de Autónomos

Durante la clausura el secretario de Estado ha repasado las características del régimen especial de trabajadores autónomos.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha clausurado el III Foro de Emprendedores y Autónomos, organizado en Madrid durante los días 28 y 29 de mayo por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Tomás Burgos ha destacado la relevancia económica de los autónomos en la economía nacional, cuyo Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), en constante crecimiento, cuenta actualmente con 3.246.854 afiliados. Para Burgos, “Autónomo es sinónimo de empleo” y no solo por cuenta propia, también por cuenta ajena, pues el trabajo autónomo ocupa a 4,1 millones de personas, 3.230.400 autónomos y 880.008 asalariados.

Burgos ha destacado que son necesarias políticas favorecedoras de la productividad y la competitividad. “Asistimos a una evidente transformación del emprendimiento, con mejores tecnologías y eliminación de barreras impensables hace unos años. Se está produciendo el redescubrimiento de la figura del autónomo y tenemos que aprovechar este momento, con la minimización de los riesgos y la mejora de las condiciones”, ha aseverado.

En relación a la aportación de los autónomos al Sistema, el secretario de Estado ha destacado el desarrollo de un entorno administrativo más flexible, facilitando sus gestiones y fomentando el esfuerzo contributivo, donde según Burgos, en el aumento de ingresos y reducción de gastos reside uno de los desafíos de este Régimen (en 2017, la base media de cotización del RETA fue un 38% inferior a la del Régimen General). En este contexto, ha defendido el sistema de Seguridad Social de cara al autónomo como “Un elemento que funciona, adecuado y solidario, para garantizar sus prestaciones, de gran cobertura y bajo coste operativo”. Ha añadido que “El sistema de Seguridad social es un aliado inestimable de los autónomos y así ha de ser percibido por ellos”, destacando que las cotizaciones no son una penalización, sino un coste para una inversión de futuro, permitiendo las mejoras del colectivo, atendiendo a los valores de solidaridad, equidad, e igualdad del Sistema.

Burgos ha señalado como otro de los retos, el hecho de que además de cotizar por bases más bajas, también se cotiza por menos años. Uno de los objetivos es aproximar la base media de cotización del RETA a la del Régimen General, donde El 85% de los afiliados al RETA cotizan por la base mínima. En el Régimen General, el 70,6% de las pensiones causadas en 2017 ha cotizado 35 o más años a la jubilación, siendo en los autónomos el 60,1%.

El secretario de Estado también ha hecho mención al análisis efectuado por la Comisión Europea en relación al “Acceso a la Protección Social de los trabajadores sea cual sea su forma de trabajo”, en el que se aborda una comparativa de los sistemas de protección social de los trabajadores autónomos en los países de Europa, señalando que las reformas emprendidas por España en las últimas décadas en la materia han creado un marco de protección que se encuentra entre los más avanzados de la Unión en la equiparación de derechos sociales nominales con respecto a los asalariados, ha afirmado.

Últimas medidas

El secretario de Estado ha recordado las últimas medidas tomadas en el ámbito de los autónomos, donde ha insistido en que el empleo sigue siendo la gran prioridad como principal fuente de recursos del Sistema de la Seguridad Social, y a continuación ha detallado varias de las medidas realizadas  como la flexibilización y la simplificación de trámites administrativos y la reducción de impuestos al sector.

En el contexto de la simplificación de trámites, ha destacado que el salto digital es más intenso en los autónomos, tomando como ejemplo el Sistema RED, que permite realizar los trámites de manera instantánea y segura con 1.300.000 autónomos autorizados y con un 72% de los trámites con la Seguridad Social realizados por medios electrónicos.

Otra de las medidas que ha destacado Burgos ha sido la tarifa plana de 50 euros , dela que se benefician actualmente casi 1.470.000 autónomos; la nueva Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo o la opción de compatibilizar la pensión y trabajo (en la actualidad son 39.684 autónomos); además de las recientes medidas aprobadas en los presupuestos generales del Estado para 2018, donde según Burgos se incluyen beneficios a autónomos, tanto de las rebajas fiscales y como del incremento de la pensión.

Como reciente medida de impulso al medio rural, se crea la denominada Tarifa Plana Rural de 24 meses para autónomos que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes. Una medida de la que se podrán beneficiar los ciudadanos del 84% de los municipios de España.

Burgos, ha cerrado su intervención destacado la cultura de la protección social existente en nuestro país. “Nuestro sistema ha sido capaz de mantener e incrementar sus compromisos de gasto en prestaciones contributivas. Contamos con más y mejores pensiones, por un lado, y prestaciones ampliadas, por otro, incluyendo también para los autónomos”.

 

A %d blogueros les gusta esto: