Convenio contra el fraude a la Seguridad Social

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y la Inspección de Trabajo (ITSS) firman un convenio para intensificar y hacer más eficaz la labor de fiscalización y control de las obligaciones con la Seguridad Social.

Se comprometen a dar prioridad a la lucha contra el fraude a la Seguridad Social en sus actuaciones a través de un Plan de Objetivos que cuenta con un presupuesto de 960.000 euros y que tendrá una vigencia de cinco meses: de agosto a diciembre de 2018. En este tiempo, se van a realizar 7.508 actuaciones por parte de la Inspección. La directora general de este organismo, Marisol Serrano, ha querido destacar que se trata, fundamentalmente, de dar “un giro cualitativo a las actuaciones de la Inspección para recuperar derechos de los trabajadores”.

En general, estas actuaciones se van a iniciar a petición de las direcciones provinciales de la Tesorería, “se percibe una irregularidad y se informa a la Inspección”, ha explicado Javier Aibar, director general de la Tesorería General de la Seguridad social, en la presentación del Convenio. De hecho, está previsto que las direcciones provinciales de la Tesorería, que prestan especial atención a la detección de indicios de fraude o incumplimiento de normas, identifiquen los expedientes y envíen a la Inspección las necesarias solicitudes de actuación antes del 30 de septiembre.

Se hará hincapié en las empresas que realizan actuaciones de alta y bajas sucesivas respecto del mismo trabajador en períodos vacacionales, como ocurre en ese sector educativo 

¿Qué se va a inspeccionar?

La casuística de las actuaciones va a ser variada. En general, se hará hincapié en las empresas que realizan actuaciones de alta y bajas sucesivas respecto del mismo trabajador en períodos vacacionales, como ocurre en ese sector educativo pero no exclusivamente. También se mirará las empresas que presentan irregularidades en la declaración de las horas extraordinarias y aquellas en que existen altos índices de temporalidad y parcialidad. Si bien se prevé que estas actuaciones se centren especialmente en el sector educativo, dada la reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre el mantenimiento de los trabajadores en centros educativos durante los períodos vacacionales, también se extenderán, a otros sectores críticos como Comercio u Hostelería.

“Este Convenio no sólo sirve para regularizar las situaciones irregulares”, ha dicho Aibar, “también se produce un efecto disuasorio importante, aunque no se pueda cuantificar”.

El Convenio será prorrogable, si bien, cuando finalice, se planteará la aprobación de uno nuevo con vigencia bianual, en el que se seguirán potenciando las actuaciones en sectores de actividad críticos y reforzando la colaboración mutua. Además, “está previsto relanzar el Observatorio contra el fraude”, ha dicho el director general de la Tesorería. “Es un organismo que dio resultados muy positivos y que había decaído”. El Observatorio contra el fraude es un organismo permanente, con una estructura provincial y nacional que reúne a la Tesorería y a la Inspección de Trabajo, pero que también da cabida a otros como el Instituto Nacional de la Seguridad Social, agentes sociales, Cámara de Comercio, etc. Entre otras cosas, permite el análisis del fraude para ir acoplando la normativa a la realidad cambiante.

“Este Convenio no sólo sirve para regularizar las situaciones irregulares”, ha dicho Aibar, “también se produce un efecto disuasorio importante, aunque no se pueda cuantificar”.

Plan de Objetivos

Para llevar a cabo el Plan de objetivos del Convenio firmado entre Tesorería e ITSS, se van a constituir grupos de trabajo a nivel provincial con funcionarios de ambas partes en número suficiente que permita dar el soporte, la información y la atención preferente a las peticiones de trabajo. Además, se abordarán los desarrollos informáticos necesarios. Habrá comisiones a nivel provincial y central para el seguimiento de los resultados, que ser hará en noviembre, para las actuaciones efectuadas hasta esa fecha, y en enero, para las que se desarrollen en los dos últimos meses del año.

El eje fundamental de colaboración es el intercambio de información: la Inspección podrá acceder a las bases de datos de la Tesorería, y, por su parte, le enviará los resultados de las actuaciones con repercusión en los procedimientos y actuaciones competencia de TGSS. Además, Tesorería e Inspección se comprometen al perfeccionamiento profesional mutuo y recíproco, los que se puede traducir en cursos de formación específica para los funcionarios que participen en la ejecución de este acuerdo.

Podrán solicitar en cualquier momento apoyo y colaboración. Cuando la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en el curso de cualquier tipo de investigación, detecte discrepancias entre los datos reales de empresas y/o trabajadores y los que figuren en las bases de la Tesorería, lo pondrá en su conocimiento para que los corrija.

A %d blogueros les gusta esto: