Nuevo Plan de Objetivos en la lucha contra el fraude

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social han suscrito un nuevo convenio de colaboración para intensificar la lucha contra el fraude en el ámbito de la Seguridad Social que tendrá vigencia hasta el 31 de marzo de 2020 y que viene a prorrogar la colaboración de ambas entidades en esta materia.

El convenio, publicado en el B.O.E. del día 1 de agosto, tiene como objetivos principales:

  • La gestión de los asuntos comunes y la colaboración en la tramitación de otros temas o materias sobre los que se centra la actuación inspectora.
  • El acceso recíproco a las bases de datos.
  • Y la elaboración conjunta de un plan de objetivos para la lucha contra el fraude en materia de Seguridad Social.

Este último apartado se ha concretado con la firma del mencionado Plan de Objetivos Conjuntos por parte de los directores generales de ambos organismos, Javier Aibar y María Soledad Serrano, respectivamente, y en él se recogen los compromisos de cada una de las partes y las acciones inspectoras a realizar desde su firma y hasta el próximo 31 de enero.

El número de actuaciones inspectoras contemplado en el citado Plan es de 24.867, de las que 12.000 corresponden a infracciones que se identifican en los procesos de gestión de las Direcciones Provinciales de la Tesorería y 12.867 a las actuaciones del Observatorio del Fraude. Se incluye, asimismo, una actuación específica en materia de “falsos autónomos” para la que se ha previsto un número mínimo de 2.000 regularizaciones.

El plan continúa la línea establecida en el anterior de 2018 e incorpora objetivos estructurales para la investigación y adopción de medidas en materias relativas a derivación de responsabilidad de la deuda a la Seguridad Social, encuadramientos indebidos, empresas deudoras e insolventes con actividad, empresas ficticias y altas fraudulentas de trabajadores, y sobre diferencias de cotización.

Además, mantiene actuaciones que fueron incorporadas en el plan anterior como las relativas a empresas con irregularidades en la declaración de horas extraordinarias,  empresas con índices de parcialidad altos y la verificación del cumplimiento de obligaciones de alta y cotización en periodo estival y vacaciones en el sector educativo. Esta última se iniciará este año al no haber podido realizarse en  el periodo anterior.

Este año y como novedad se incluye, además de la ya citada actuación específica sobre falsos autónomos, una actividad cuantificada en 402 actuaciones inspectoras para verificar que las bases de cotización aplicadas por las Empresas de Trabajo Temporal respecto de los trabajadores puestos a disposición de empresas usuarias, se calculan en función del convenio colectivo de la empresa usuaria como es preceptivo.

El seguimiento de las actuaciones se efectuará por Comisiones de Seguimiento Provincial y una Comisión Central, compuestas por representantes de ambos organismos, y respecto a planes conjuntos anteriores se han incorporado algunas mejoras para la evaluación de la actividad y la valoración de los resultados.

La Tesorería destina una cuantía máxima de 2,3 millones de euros de su presupuesto para garantizar la realización de las acciones previstas en el Plan de Objetivos Conjuntos, que se abonará a la Inspección en función de las actuaciones que desarrolle en la ejecución del plan de objetivos.