Gran acogida de los investigadores al PET

El Panel de datos de Empresas-Trabajadores de la Seguridad Social (PET) presentado recientemente pretende convertirse en la fuente de datos de referencia para el estudio del mercado de trabajo español, esto es, está pensado para que los investigadores dispongan de una muestra significativa Códigos de Cuenta de Cotización y de trabajadores que permita caracterizar las plantillas de las empresas en cada momento, los procesos de contratación, despido, movilidad y la apertura y cierre de centros de trabajo.

Un objetivo asumible, a tenor de las opiniones de algunos de los investigadores que asistieron a la presentación.

En este sentido, la directora general de Análisis Macroeconómico del Ministerio de Economía y Empresa, Pilar Más Rodríguez, felicitó a la TGSS y a la DGOSS por la excelente presentación del PET “muy clara y precisa, así como por el extraordinario trabajo desarrollado para la creación del Panel de Empresas y Trabajadores, una eficaz herramienta que será de gran utilidad para el análisis del mercado laboral en España”.

Por su parte, el Banco de España lo compara con el acceso público a la Muestra Continua de Vidas Laborales (MCVL) hace 15 años “un hito que permitió mejorar enormemente el conocimiento del funcionamiento del mercado laboral español desde la perspectiva del trabajador individual, en especial en términos salariales, tipo de contrato y transiciones laborales entre empleo y no-empleo. Desde entonces, y a partir de los datos de esa muestra, se han realizado infinidad de análisis que han acabado siendo publicados en revistas científicas de ámbito internacional de primer nivel y han llenado las páginas de informes de política económica de organismos públicos nacionales e internacionales y de servicios de estudios privados”.

En palabras de Aitor Lacuesta, responsable de la división de Análisis Estructural del Banco de España, “la MCVL, sin embargo, no permite cubrir todas las lagunas de conocimiento que aún tenemos sobre el mercado laboral español. En particular, una dimensión sobre la que es especialmente poco informativa es la empresarial. Concretamente, al muestrear un 4% de los trabajadores de forma aleatoria, la MCVL no ofrece, más allá de pura coincidencia, información de las características de los compañeros de trabajo dentro de un mismo establecimiento o planta. Este hueco viene a rellenarse con el Panel Empresa Trabajador (PET)”.

El PET, pone a disposición de los investigadores toda la información laboral de los trabajadores pertenecientes a una muestra aleatoria de códigos de cuenta cotización. De esta forma, a partir de estos datos, se podrá analizar tanto la evolución del tamaño y la composición de la fuerza laboral en diferentes empresas, como la forma en que ciertos resultados individuales se relacionan con las características y los logros de otros compañeros de trabajo. “Esta nueva base de datos debería ser pieza clave para, por ejemplo, entender mejor los factores detrás del bajo crecimiento del tamaño empresarial en nuestro país, las características de la desigualdad laboral entre y dentro de las empresas o las consecuencias de los cambios demográficos en la composición de los empleados de una planta”, añadió Lacuesta.

Asimismo, considera que el PET abre una avenida muy importante para entender la relación bidireccional entre las características de la plantilla, los resultados económicos y el acceso a la financiación de la empresa siempre que esta información se empareje con información contable de las compañías españolas.

Lacuesta expresó su deseo de avanzar en esta línea de trabajo, “de que este paso no sea el último. Concretamente, el PET debe ayudar a aprender de forma rápida la forma de tratar datos estadísticos a nivel de empresa y trabajador en entornos seguros porque en países europeos como Francia, Alemania, Suecia, Dinamarca o Portugal, los investigadores hoy en día pueden acceder al universo de registros de Seguridad Social, elemento que solucionaría todas las limitaciones que un panel como el PET puede tener”.

El analista del Banco de España explicó que, “al ser una muestra, y debido a ciertos aspectos en su diseño, es evidente que el PET no va a poder solventar algunas preguntas actuales de gran interés que el universo sí que podría como los efectos en la empresa de subidas/bajadas de las cotizaciones de algunos colectivos o de incrementos del SMI, desigualdades en los mercados laborales locales o los cambios en la vida laboral de un trabajador de los cambios en los compañeros derivados de transiciones de empresa a empresa”.

En cualquier caso, damos una calurosa bienvenida a esta nueva base de datos que estoy seguro se convertirá en una pieza importante de nuestro aparato estadístico habitual en la investigación sobre el mercado laboral español”, concluyó.

Entre los asistentes se encontraba también el director del Gabinete Económico de CCOO, Carlos Martín Urriza, quien destacó que se trata de “una buena noticia para los analistas del mercado de trabajo y la protección social”, para destacar a continuación que “uno de sus principales valores es que se trata de un panel fijo y representativo que se extiende a lo largo de cuatro años consecutivos”.

No obstante, consideró que “es una lástima que la necesaria protección de datos individuales haya obligado a configurarlo como un panel de centros de trabajo, centros de cotización secundarios para ser más exactos. Posiblemente sea oportuno cambiar su nombre a PACCOT (Panel de Cuentas de Cotización y Trabajadores) para dejar claro cuál es la unidad de muestreo”.

Asimismo, propuso que, para futuros enriquecimientos de esta herramienta, se incorpore el código de convenio al que están adscritos los asalariados incluidos en la muestra, así como la información contenida en el fichero CRA (Conceptos Retributivos Abonados) cuando esté disponible.