El Gobierno dispondrá de 700 millones menos de los previstos del Fondo de Reserva para la paga extra de las pensiones

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha anunciado que el Gobierno utilizará 2.900 millones de euros procedentes del Fondo de Reserva para afrontar la paga extra de las pensiones de diciembre, una cantidad inferior a la autorizada por el Ejecutivo que se situaba en 3.598,20 millones de euros.

Con esta disposición, de casi 700 millones de euros menos de los previstos inicialmente, el Fondo de Reserva cerrará 2019 con alrededor de 2.150 millones de euros.

Valerio anunciaba esta mejora de las previsiones durante su comparecencia ante la Diputación Permanente del Congreso que ha convalidado el Real Decreto-Ley de medidas relativas a la ejecución del presupuesto de la Seguridad Social, por el que se autoriza la ampliación de crédito con cargo a la previsión de mayores ingresos de los que figuraban en el presupuesto inicial para 2019.

Además, la norma aprobada hoy incrementa en 600 millones de euros la transferencia del Estado a la Seguridad Social para garantizar su equilibrio presupuestario. Esta transferencia es consecuencia de la política económica y del crecimiento económico que ha determinado una minoración del pago de los intereses de la deuda (emisión de una menor cantidad de deuda, a intereses más bajos y en plazos más prolongados de amortización).

Contenido del RDL

Magdalena Valerio ha asegurado que el Real Decreto-Ley convalidado hoy permite destinar el crecimiento previsto de los ingresos por cotizaciones en este ejercicio al pago de nómina ordinaria y extraordinaria de diciembre de más de 9,5 millones de pensiones y del resto de prestaciones que abona el Sistema.

Valerio ha explicado brevemente el contenido del Real Decreto-Ley y ha añadido que la aplicación de las medidas del Real Decreto-ley 28/2018 de 28 de diciembre ha supuesto en 2019 una subida de los salarios, la actualización de las cotizaciones y el crecimiento del empleo. La consecuencia es que los ingresos de la Seguridad Social están creciendo este año en torno a un 8%, como se constata en la previsión de liquidación elaborada por la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, basada en las estimaciones de las entidades gestoras.

Por último, la ministra ha expresado su deseo de que pronto se pueda constituir un Gobierno estable, que permita aprobar un nuevo presupuesto, retomar el trabajo en el Pacto de Toledo y en la mesa de diálogo social para adoptar las medidas pertinentes y ofrecer la necesaria certidumbre al sistema.