Trabajadores indonesios en el RETM

El embajador de Indonesia en España, Pak Hermono, y Javier Garat, secretario general de Cepesca, se han reunido en Madrid con altos cargos del Instituto Social de la Marina para abogar por una solución que desbloquee la contratación de trabajadores indonesios en los barcos pesqueros españoles.

La falta de homologación entre la titulación básica de marinero pescador que se exige en ambos países tiene bloqueada la contratación de más de 2.000 trabajadores, según datos de la patronal pesquera.

Los pescadores indonesios son muy apreciados en España no solo por ser gente de mar sino por su capacidad de adaptación y carácter afable.

Lugo es la provincia española donde se concentra un mayor número de ellos. En septiembre de 2019 el ISM tenía dados de alta a 405.

El origen del bloqueo no está tanto en su cualificación, ya que sus cursos básicos tienen más horas de formación que los que se expiden en España, sino en que la Junta de Convalidaciones del Instituto Politécnico Marítimo Pesquero de Vigo no ha podido encontrar equivalencia entre ambos ante la falta de información sobre el contenido curricular del título indonesio.

El embajador se ha comprometido ante el director del ISM, Luis Casqueiro, y la subdirectora de Seguridad Social, Elena Martínez Carqués, a recopilar toda la información necesaria para facilitar esta homologación, ya que hay un gran interés por parte de su país en concretar estas contrataciones.

Cabe añadir que el dictamen de la Junta de Convalidaciones no es vinculante para la Secretaría General de Pesca, que a la postre es quien tiene la última palabra para la certificación.

Por esta razón, Javier Garat también se ha reunido con el ministro Luis Planas para acelerar los trámites.

El ISM ha mostrado su total disponibilidad a colaborar. Por su parte “los deberes están hechos”, ya que se propiciaron los trámites necesarios para que finalmente el pasado 10 de abril se publicaran las instrucciones del Consejo de Ministros que facilitan la contratación de extranjeros en las embarcacaiones que faenan en aguas internacionales sin acuerdos de pesca.

Patricia Romero Alonso