Los trabajadores incluidos en un ERTE se sitúan por debajo del millón de personas a principios de agosto

959.000 trabajadores se encuentran incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), de los que 794.000 están inmersos en un ERTE por fuerza mayor a 7 de agosto.

Son datos facilitados por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el perfil de su cuenta oficial de Twitter, donde ha destacado que en la primera semana del mes de agosto se mantuvo el «buen ritmo» de activación de trabajadores en ERTE del mes de julio.

La media diaria de trabajadores en ERTE que se ha reincorporado a la actividad en la primera semana de agosto se sitúa en 32.000 personas, la misma cifra que en julio, aunque inferior al promedio de junio (56.000 personas al día) y superior al de mayo (19.000 personas diarias).

Desde el pico de trabajadores en ERTE que se produjo a finales de abril (3.386.785 que se encontraban en esta situación a 30 de abril), casi 2,5 millones (alrededor del 72%) han salido de esta situación en apenas tres meses y la cifra total se sitúa por primera vez por debajo del millón de trabajadores.

Escrivá ha confirmado que esta recuperación de la actividad está teniendo reflejo en la evolución de la afiliación a la Seguridad Social. En los primeros diez días de agosto la afiliación a la Seguridad Social ha subido en 108.000 personas (190.000 más en los mismos días de julio).

Por sectores, algo más de la mitad de los 773.320 trabajadores que siguen en ERTE por fuerza mayor (a fecha 10 de agosto) se concentran en 3 sectores: comidas y bebidas (22%), comercio (16%) y servicios de alojamiento (15%). Otro 30% se concentran en 11 sectores y el 20% restante se distribuye en otros 80 sectores.

Además, en 6 de los 100 sectores CNAE, los trabajadores en ERTE superan el 15% del empleo del sector: agencias de viaje, transporte aéreo, servicios de alojamiento, actividades artísticas, comidas y bebidas y actividades deportivas. Estos sectores suponen el 10% de la afiliación al Régimen General.

Extensión hasta el 30 de septiembre

Los ERTE se activaron como medida de protección a los trabajadores de los efectos económicos de la pandemia por la COVID-19 y han tenido un impacto importante tanto a la hora de garantizar rentas como a la hora de mantener y recuperar la actividad.

Estas medidas concluían el pasado 30 de junio, último día del mes en el que concluyó el estado de alarma, no obstante, Gobierno y agentes sociales acordaron una prórroga para su extensión hasta el próximo 30 de septiembre con nuevas exoneraciones en las cotizaciones sociales.

En este gráfico, se incluye un resumen de las nuevas condiciones de los ERTE aplicables hasta el próximo 30 de septiembre.