Se cumplen 25 años de la incorporación de los primeros médicos inspectores a la plantilla del INSS

Hoy, 1 de octubre de 2020, se cumplen 25 años de la incorporación de los primeros médicos inspectores del Cuerpo de la Administración Sanitaria de la Seguridad Social a las plantillas del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Desde ese 1 de octubre de 1995 hasta ahora, las plantillas de médicos inspectores del INSS han pasado de unos 60 iniciales a los 650 que hay en la actualidad. Un incremento que se debe a la progresiva asunción de más competencias en el ámbito de la gestión y el control de prestaciones del Sistema de la Seguridad Social por parte del INSS.

Estas competencias están relacionadas de manera genérica con la incapacidad laboral y específicamente con la incapacidad temporal, cuyos indicadores muestran en el momento actual una clara evolución desfavorable. En 2019, estos profesionales han realizado en torno a 1.500.000 de controles médicos mediante citas presenciales y valoraciones sobre historia clínica electrónica.

La labor específica que desempeñan los médicos inspectores del INSS es de vital importancia para el Sistema de Seguridad Social por cuanto deben objetivar, de manera científica y deontológica, las situaciones de enfermedad a las que cualquier ciudadano está expuesto por las que pueda verse afectada su capacidad laboral.

En estas situaciones de vulnerabilidad, los médicos inspectores del INSS son la puerta de entrada al Sistema y realizan una inestimable tarea de cara al ciudadano y a la Seguridad Social, con la finalidad de garantizar el correcto reconocimiento médico de las prestaciones relacionadas con la incapacidad laboral.

Desde el ámbito de la valoración de la incapacidad laboral, consideran al equipo humano que forma esta plantilla como referente en la evaluación de incapacidades laborales aportando una labor trascendental, garantizando la equidad en las prestaciones actuales y en las futuras, representando su presencia un acontecimiento decisivo en la historia del INSS

En este momento tan especial para el colectivo de médicos inspectores del INSS en el que se cumplen 25 años de profesionalidad y compromiso con la sociedad, es necesario poner en valor  la labor realizada por todos  aquellos médicos que han pasado por las  48 unidades médicas a lo largo de estos años y a todos los que siguen prestando sus servicios en estos momentos tan difíciles para la Seguridad Social.

Desde 1995 hasta hoy

La incorporación de los inspectores médicos al INSS está ligada a la entrada en vigor el 20 de agosto de 1995 del Real Decreto 1300/1995 que unificaba, en el ámbito de responsabilidad del INSS, el conjunto de competencias que se venían desarrollando por diversos organismos en materia de invalidez permanente. Este RD estableció los correspondientes órganos que habrían de desarrollar las tareas de calificación de las incapacidades laborales y fijó las reglas de procedimiento aplicables a estos órganos.

Se constituyeron así los Equipos de Valoración de Incapacidades (EVIS) como órganos calificadores de las prestaciones de incapacidad permanente con sus vocales correspondientes,  en sustitución de las Comisiones de Evaluación de Incapacidades creadas en 1984 que a su vez sustituyeron a las antiguas Comisiones Técnicas Calificadoras (CEI) -equipos que precisaban la existencia de unidades médicas de apoyo propias en el INSS-.

Así, se suprimieron las Unidades de Valoración Médica de Incapacidades (UVMI)  en el ámbito de gestión del INSALUD no transferido a las Comunidades Autónomas, y el personal  médico y administrativo de esas UVMI se adscribió a la correspondiente Dirección Provincial del INSS.

La creación de los primeros EVIS se realizó mediante Resolución publicada el 29 de Septiembre de 1995, en las 25 direcciones provinciales del INSS de aquellas provincias en las que aún no se había transferido el INSALUD, lo que llevó aparejada la incorporación el día 1 de octubre de 1995  a las plantillas del INSS de los primeros médicos inspectores que hasta ese momento ejercían su actividad en las entonces denominadas UVMI.

Esas 25 direcciones provinciales fueron las de Albacete, Asturias, Ávila, Badajoz, Baleares, Burgos, Cáceres, Cantabria, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Huesca, León, Madrid, Murcia, Palencia, La Rioja, Salamanca, Segovia, Soria, Teruel, Toledo, Valladolid, Zamora y Zaragoza

Entre 1996 y 2000 se fueron creando los EVIS en el resto de las actuales 48 direcciones provinciales del INSS de procedimiento EVI (salvo las 4 de Cataluña donde perduran las CEI), siendo las últimas las de Álava y Gipuzkoa.

Uno de los últimos hitos en la historia de estos profesionales fue la creación, en junio de 2007,  de la Subdirección General de Coordinación de Unidades Médicas en la estructura de la Dirección General del INSS, desde la cual se coordinan las actuaciones de las  48 unidades médicas provinciales,  velando por la actualización permanente en el conocimiento médico de sus profesionales,  garantía de su actividad laboral para la sociedad.