Apuesta por mejorar la gestión de los procesos de incapacidad laboral

En 2017, el Servicio Jurídico de la Seguridad Social participó en unos 70.000 procesos judiciales en la jurisdicción social. De ellos, más de 61.500 tenían que ver con procesos de incapacidad laboral, casi el 90 por ciento.

Unos datos que explican por sí mismos los motivos que han llevado a la Dirección de este Servicio Jurídico a organizar un curso en el que, durante dos días, han abordado la incapacidad laboral en los ámbitos administrativo y judicial con el objetivo de mejorar los procesos de valoración y calificación de las limitaciones funcionales, detectar prácticas abusivas y fraudulentas habituales en estos procesos para aportar las soluciones adecuadas y para, en definitiva, hacer mejor lo que ocupa gran parte de su trabajo.

Al cierre del curso, la directora del Servicio Jurídico de la Seguridad Social, María Ángeles Lozano, ha resaltado que en estos procesos obtienen un 75% de sentencias favorables “pero introduciendo unas pequeñas mejoras, optimizaríamos estos resultados”.

Lozano se ha mostrado muy satisfecha de la acogida que ha tenido la convocatoria que ha reunido a todos los actores implicados en los procesos de incapacidad laboral, en sus distintas categorías, con una gran presencia de responsables del Instituto Nacional de la Seguridad Social, tanto entre los ponentes como entre los asistentes al mismo

Clausura a cargo del secretario de Estado

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha participado en la clausura y ha coincidido con Lozano en que en esta materia se pueden adoptar medidas que mejoren la gestión y racionalicen el trabajo de los letrados de la Seguridad Social.

En este sentido, entre las medidas adoptadas ha recordado el reciente Plan de Intensificación de Actuaciones de control médico de las situaciones de incapacidad temporal (IT) puesto en marcha por el INSS y la decisión de otorgar más capacidad de decisión a los inspectores médicos de dicho organismo sobre los distintos procesos de incapacidad laboral.

Asimismo, ha insistido en que la colaboración con los servicios de salud así como ajustar de manera más precisa el término capacidad pueden ser pasos en la dirección correcta.

Por último, se ha dirigido a los letrados del Servicio Jurídico para agradecerles su trabajo y poner en valor que “sois una pieza fundamental para que esta gran casa se mantenga a flote y confiamos en vosotros para que así siga”.