Ayudas a la flota

Trabajador marroquí enrolado en barco con base en Málaga (Patricia Romero Alonso)

La Unión Europea mantiene acuerdos bilaterales de pesca sostenible con Marruecos desde 1988, que se han ido renovando y ampliando a través de diferentes protocolos, el último concluyó en 2018, negándose la UE a firmar la prórroga por cuestiones relacionadas con las aguas del Sáhara Occidental. Desde entonces hasta enero de 2019 el acuerdo ha estado suspendido.

Tras ser sometido a aprobación, el acuerdo finalmente entró en vigor el pasado 22 de julio. Entre tanto, la flota española que faenaba en el caladero marroquí tuvo que amarrar durante un año, desde el 14 de julio de 2018, por lo que la Administración española convocó ayudas para trabajadores y buques afectados por la situación.

Un año después puede hacerse balance de las ayudas concedidas a los tripulantes, que han sido tramitadas y abonadas a lo largo de 2019 por el ISM como organismo intermedio de gestión a quien el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como convocante de las ayudas, encomienda dicho trámite.

En total el ISM recibió 238 solicitudes de trabajadores, dados de alta en 16 embarcaciones, de las que 170 fueron aprobadas. Los pescadores afectados recibieron 49 euros por cada día de parada subvencionada, lo que supuso un total de 4.888 días indemnizados por un montante total de 239.805€.

La mayoría de los trabajadores que percibieron esta ayuda residen en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Siendo la provincia de Cádiz y en concreto la localidad de Barbate la que más solicitudes y ayudas ha acaparado. Le siguen Algeciras, Cádiz y Chiclana de la Frontera. La Comunidad Canaria y Ciudad Autónoma de Ceuta también han sido destinatarias de parte de la subvención.

En cuanto a la procedencia de los 170 trabajadores que han percibido esta ayuda, 137 son de nacionalidad española y el resto, un 19,41%, extracomunitarios entre los que predominan marroquíes y argelinos con permiso de trabajo y residencia en vigor.

La causa principal por la que se denegaron 68 de las solicitudes presentadas, un 28% de las recibidas, estaba relacionada con la circunstancia de que el buque donde estaba embarcado el trabajador no había realizado el número de días de parada determinados como requisito para recibir la ayuda. También fueron denegadas aquellas solicitudes que incurrían en incompatibilidad al estar cobrando otro tipo de prestaciones el trabajador.

El 50 por ciento de la cantidad entregada para estas ayudas, que han supuesto un gasto de carácter extrapresupuestario para el ISM, será reembolsado al MAPA por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

Patricia Romero Alonso